Se ha producido un error en este gadget.

Cabeceras

jueves, 7 de julio de 2011

El factor Hades


¿Dolor de cabeza?... ¿congestión nasal?... ¿mareos?... tranquilos todos, ha llegado el maravillosos doctor Malo Maloso con sus pastillas patentadas que le quitaran todos sus problemas...

Título: El factor Hades
Título Original: The Hades factor
Autor/es: Robert Ludlum, Gayle Lynds
Editorial: Editorial Diagonal
ISBN: 9788495808608
Precio: 19,00 €

Contraportada:

“Un vagabundo en Boston, un mayor del ejército en California y una adolescente en Atlanta mueren en forma súbita y dolorosa, a causa de un desconocido virus fatal que sorprende por elegir sus víctimas en forma precisa.

Durante días un equipo de científicos que trabaja en un laboratorio del gobierno de los Estados Unidos se dedica desesperadamente a la tarea de develar el secreto del mortal virus. Cuando el principal investigador, el teniente coronel Jonathan Smith, regresa de Europa, sobrevive casi por milagro a una serie de ataques muy bien organizados cuyo fin era acabar con su vida.

Después de eludir a sus perseguidores y regresar a su casa, descubre que el virus se ha cobrado una cuarta víctima, la doctora Sophia Russell, con quien Smith estaba por casarse. Devastado por la pena, pero impulsado por la furia, Smith no tarda en descubrir que la muerte de su prometida no fue casualidad, que alguien tiene en su poder el virus y que la pandemia que amenaza a millones de vidas tampoco es accidente.

Sin saber en quién confiar, Smith reúne un equipo privado para alcanzar la verdad oculta tras el virus letal. Y a medida que la lista de víctimas aumenta, su búsqueda llega a los niveles más altos del poder y a los rincones más oscuros de la tierra. Su capacidad de investigador se enfrenta con un genio decidido a todo, y el destino del mundo depende de ella.”


Comentario y Opinión:

Bueno... vamos a ver... os cuento algo de la trama y luego, como siempre, clavo mi opinión...

La novela se basa en un misterioso brote de una infección viral sumamente letal que surge de manera espontánea en tres sitios de EEUU al mismo tiempo. Esa coincidencia en el brote infeccioso hace que salten las alarmas en el USAMRIID que es el como el CDC de Atlanta (el Center for Disease Control o Centro de Control de Enfermedades) pero de la rama militar... vamos, que son los que se encargan de jugar con virus y bacterias dentro del ejercito americano... si... esos de las guerras bacteriológicas.

El caso... que salta la alarma y comienzan a estudiar estos brotes. Al mismo tiempo empiezan a surgir también casos por toda Europa y eso hace que los distintos centros de control de enfermedades comiencen a aunar esfuerzos para estudiar qué esta pasando.

Sin embargo, de repente, una investigadora del USAMRIID cae en la cuenta de que ya había visto con anterioridad síntomas parecidos a los de este extraño virus, los vio en un viaje post-doctoral que hizo a centro-américa cuando estaba aun estudiando en la universidad. Realizando un esfuerzo de memoria se acuerda de quien era el responsable de aquel estudio y lo llama... y ahí comienza el jaleo, ya que, sin darse cuenta, lo que hace es agitar un avispero... al parecer el brote no es de origen natural, sino que ha sido provocado de manera artificial con unos fines del todo truculentos...

Como resultado de esa llamada la investigadora se gana un bonito lecho de madera con vistas a un montón de tierra en el cementerio de su ciudad (vamos que la matan) y su futuro marido, otro investigador del USAMRIID pilla un cabreo del 15 y decide investigar que le ha pasado a su prometida.

Así comenzará una investigación que le llevará por medio mundo para acabar descubriendo una trama que ha puesto en peligro a toda la humanidad por unos motivos digamos que un pelin “económicos”.

Bueno... y ya no cuento más... y ahora mi opinión personal... Pues veréis.... este es un libro de esos que pillas de segunda mano en un mercadillo (en concreto lo cogí en una escapadita que hice a Barcelona en el mercadillo de San Antonio... que por cierto, quien no haya estado nunca tiene que ir a verlo... es una pasada para los amantes de los libros de segunda mano y de ocasión) y tan solo porque al escritor le tengo bastante aprecio ya que me ha hecho pasar muchos buenos momentos en el pasado.

Sin embargo, en esta ocasión, he de reconocer que la novela me ha parecido muy, pero que muy flojita... con muchas lagunas científicas y con poca base en la que sustentarse... me da la impresión que Ludlum quería aventurarse en el ámbito de los virus para cambiar un poco pero que al escribir la novela no se documentó mucho o bien esperó que la gente tampoco tuviera mucha idea cuando la leyera.

Que por qué digo esto... pues por inconsistencias de la trama... vamos a ver... el libro se basa en que el “malo maloso” ha encontrado un virus que tan solo se infecta por medio de contacto sanguíneo (hasta aquí podría pasar aunque también he de decir que para elegir un virus que siembre el caos entre la población vaya porquería de virus que debes ir pinchándoselo a la gente tu mismo... pero en fin... podría pasar esto ya que es una forma de mantener el virus controlado y que no se desmadre mucho... vale... aceptamos barco como animal de compañía... jejeje). Pero lo que ya no me trago es que ese virus permanezca latente en el organismo durante 10 años sin generar síntomas en los pacientes y que, de repente, a los 10 años, el virus mute de manera espontánea y comiencen los síntomas y la muerte del sujeto. Vamos... mas que un virus es un despertador con precisión de reloj atómico, pero es que ahí no acaba la cosa... resulta que los malos tienen un antisuero contra ese virus generado hacia 10 años y que predecía esa mutación... venga ya!!!... si una de las cosas que tiene el propio concepto de MUTACIÓN es que se trata de una variación aleatoria de la cadena genética del organismo... ¿cómo narices vas a tener algo preparado desde hace 10 años que contrarreste una mutación que, por definición, es aleatoria?.

En fin... que no me lo trago... por otro lado, y en cuanto a lo que es simplemente la novela de acción he de decir que tampoco es de las mejores de Ludlum y que cojea un poco bastante.

Pues eso... que si no fuera por su tamaño (557 paginas de nada) seria la clásica novela que recomendaría tan solo para los momentos esos en los que uno va al water ha hacer sus cositas, pero con semejante tamaño de libro, o uno tiene serios problemas intestinales que le obligan a estar “abonado” al aseo durante meses o para acabar el libro os costará lo suyo...

En fin... que si queréis algo de Ludlum hay cosas mucho mejores que este libro (cogeos por ejemplo el Caso Bourne)...

Un saludete y a seguir con el veranito...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails