Se ha producido un error en este gadget.

Cabeceras

lunes, 14 de febrero de 2011

Warhammer: Nagash, El Invencible


A mi no me matan ni con Cucal (que las deja bien muertas)

Título: Nagash, El Invencible

Título Original: Nagash the unbroken

Autor/es: Mike Lee

Editorial: Timun Mas

ISBN: 978-84-480-3858-8

Precio: 19 €


Contraportada:

“Nagash, el invencible es la segunda parte de la trilogía El ascenso de Nagash, serie que forma parte del ciclo de Tiempo de Leyendas.

Tras ser derrotado en el campo de batalla a manos de los reyes sacerdotes, el poderoso nigromante Nagash se ve obligado a retirarse a las montañas de Nehekhara. Con el tiempo recupera sus fuerzas y encuentra nuevos aliados en los skavens, hombres-rata mutantes que viven bajo tierra. En su nueva guarida del Pico Tullido, el nigromante descubre algo oscuro y poderoso: piedra de disformidad. Esta roca mágica, codiciada por los skavens, podría proporcionarle al malvado Nagash un poder imparable…

La serie Tiempo de Leyendas continúa con el segundo volumen de la trilogía sobre el ascenso de Nagash, una historia de poder y venganza.”

Comentario y Opinión:

Bueno... ya he acabado la segunda parte de la trilogía de Nagash (he tardado un pelin mas en acabar este libro por cuestiones de curre y no porque el libro no fuera bueno).

Vamos a ver... os pongo un poco en antecedentes con respecto al libro.

Por un lado nos vamos a encontrar que el antiguo Imperio dominado por la férrea y cruel mano de Nagash ha acabado después de la insurrección de los reyes (mas bien faraones) que ante la perspectiva de acabar siendo zombies de Nagash deciden alzarse en armas contra el y acaban derrotándolo al final de la primera novela.

Unos siglos mas tarde de la batalla (recordad que en esta época la longevidad de los protagonistas es claramente manifiesta y los reyes y faraones pueden estar viviendo sin problemas casi cerca de medio milenio) nos encontramos con que la ciudad estado de Lahmia se ha alzado con el poder comercial de la zona aprovechándose de las penurias que habían tenido que pasar sus ciudades hermanas a causa de la guerra contra Nagash.

Sin embargo, el ansia de poder del rey de Lamía, Lamashizzar, y de su consorte, Neferata, les ha llevado a mantener con vida a una de las “manos derechas” de Nagash, Arkhan el Negro, con la malsana idea de que los instruya en las artes nigrománticas de Nagash.

Arkhan los ira educando poco a poco (a cambio de su vida) en las oscuras artes de su antiguo maestro y los ira conduciendo, poco a poco, hacia el elixir de la vida eterna que ideo Nagash y que requiere de un ingrediente fundamental para funcionar.... sangre humana...

Todo ello ira emponzoñando las vidas y las almas de los implicados en este aquelarre hasta alcanzar unas cotas insospechadas (y aquí me callo y que cada cual descubra el resto por si mismo).

Por otro lado nos encontramos con que, en el norte, Nagash resucita de su muerte y se ve abandonado y casi sin fuerzas en medio de las tierras yermas norteñas. El poder prácticamente le ha abandonado y se encuentra exhausto (normal... teniendo en cuenta que lo habían matado). Y aquí es donde su historia da un brusco giro... mientras deambula medio muerto (por segunda vez claro) por el desierto del norte se topa con una partida exploradora de Skavens. Sin muchos miramientos y, aun a pesar de encontrarse tan débil, les da muerte a todos y encuentra entre sus restos el descubrimiento que lo cambiara todo... un pequeño saquito con piedra de disformidad.

Intuyendo el poder que emana de la piedra decide comerse un poco y, rápidamente, ve que su fuerzas vuelven y que el poder vuelve a fluir de el... ha encontrado una fuente de poder que jamás hubiera sospechado... y así, saciado por el poder de la piedra de disformidad se encamina al norte... atraído por el “olor” de la piedra de disformidad que parece emanar de esas latitudes.

De esta forma conseguirá entrar en contacto con las tribus norteñas que parecen estar muy familiarizadas con la susodicha piedra.

Nagash, tan “pacifico” y “buena gente” como era decide hacerse con el control del mayor yacimiento de piedra de disformidad que hay por esos parajes y, de paso, volver a crear su ejercito de muertos vivientes... Nagash, el rey de los muertos, volverá a la carga... Y de esta historia tampoco cuento mas, el resto que cada cual lo lea.

Y ahora mi opinión personal... la verdad es que a medida que avanzaba en el libro cada vez se me iba formando más y más el clásico regusto que se te queda en la boca cuando ves que la novela que estas leyendo es una novela de TRANSICIÓN que conectara dos volúmenes EPICOS.

Es decir... el primer libro de Nagash me ENCANTÓ... la verdad es que lo cogí sin ganas y esperando que fuera una patata y me encontré con que me había equivocado muy gratamente... el primer libro era una pasada (según mi modesta opinión).

En cambio este segundo libro, si bien esta bastante bien y es bastante ameno, da la impresión de ser solo un lazo de unión con el que será el tercer libro de la saga y que promete ser una confrontación Épica entre el renacido ejercito de muertos vivientes de Nagash y sus antiguos vasallos liderados ahora por la ciudad de Lahmia.

A ver... para que me entendáis... esta novela viene a ser un “El imperio contraataca” de Star Wars... es decir... esta muy bien, pero a medida que avanza la historia ves venir que la novela acabará sin una conclusión y dejándolo todo abierto a la espera del siguiente volumen.

En fin... resumiendo... me lo he pasado bien leyéndola pero me ha dejado con unas ganas inmensas de saber como acaba la cosa... es decir... he acabado añorando las antiguas clases de literatura en la que se decía que todo relato tiene:

- Una introducción
- Un Nudo
- Un desenlace.... y aquí es donde yo me pregunto.... ¿Y el desenlace?.... ¡¡Esto no se hace!!... ahora a esperar hasta que publiquen la siguiente...

Un saludete y a disfrutar leyendo
Related Posts with Thumbnails